El brillante aprendiz

🧐 32 visitas

El ser humano es, en realidad, un proyecto. No es solamente lo que es, sino lo que puede llegar a ser. Es un aprendiz, que precisa aprender pronto y mucho para llegar a crear. Es más, su naturaleza biológica le permite imaginar lo que jamás ha sido y expresarlo por medio del lenguaje, del arte y de la cultura. No es solamente capaz de crear símbolos y modos de conducta, sino que, además, los puede transmitir. Se distinguen de los demás animales no solo por su capacidad de aprender y de transmitir su saber, sino también por la necesidad y los para aprender divulgativo que debe hacer para vivir. Pero él solo no puede aprender cuanto precisa, precisa de la socialización y la educación. La socialización tiene como posibilidad ideal que, desde su condición biológica, el ser humano logre ser como (lo social) por la adquisición de unos modos de conducta divulgativos que le proporcionen abrigo y protección. La educación es una tarea más ambiciosa: tiene como ideal que el educando llegue no ya a ser como los demás, sino a ser sí mismo. Abrirle a la libertad que supone el distanciamiento de lo biólogo y lo social para entrar en lo importante del anthropos. Para ello, precisa de la educación: un proceso de perfeccionamiento que dura siempre y que es, a su vez, generador de cultura. La clave antropológica-educativa se resuelve así, en una imagen representada por una intersección de círculos que convergen en una superposición interactiva de naturaleza humana, educación y cultura.


Editorial: ARIEL
Autor: PETRA MARIA PEREZ ALONSO GETA

Comprar El brillante aprendiz

El Corte Inglés Amazon Todos tus Libros Casa del Libro Agapea Iberlibro Carrefour Fnac

Opiniones

Deja un comentario